martes, 13 de septiembre de 2011

Comienza el desgarro

Tú, cachorro ingenuo de loba, prepárate para sangrar. No existe piedad para aquellos que no conocen lo que quieren o deciden no arriesgarse para conseguirlo. Tú, insulso holgazán, demasiado cobarde para admitir que algo te importa, que los cuchillos también atraviesan tu piel de cobre y te hacen aullar. Tú, que creías desconocer el dolor y lo que implicaba, que pensabas que el mundo se rendiría ante tu primera pisada, ahora estás solo y no eres más que aire que me esfuerzo por expirar y convertir en humo. Descubrirás la soledad, cachorro, y ni siquiera la luna iluminará tus noches. Ahora tienes todo el tiempo del mundo para disfrutar de ella y observar cómo se regodea ante ti. No eres nada más que aliento inútil sobre la noche, que se cierne dulce, para hacerte desaparecer en su oscuridad. Prepárate cachorro, prepárate para disfrutar de todo aquello que no tienes, y memoriza su sabor porque en mi próxima bocanada te haré desaparecer.
Y ahora que eres invisible, ¿qué piensas hacer?

2 comentarios:

Anonymous dijo...

Muy bueno.

Para el día que tengo hoy me ha venido de puta madre para sentirme como una mierda, pero para ver luz.
Me encanta.

Losthour dijo...

Muchas gracias, Macamen :) no tengo inspiración, sino que escribo con las tripas. Necesito sentimientos intensos para escribir y en este caso, fue el sentirme sola.