Fragua

Me corroe el miedo; se me hacen abismos los minutos por los que me descuelgo y me precipito a través de un torrente de pensamientos fatuos y agoreros. 
No sé improvisar, no sé dejarme llevar.
Busco excusas para justificarme y caigo de nuevo en balones fuera; busco futuros inventados, inexistentes, imposibles. Busco formas de no encajar, de no merecer y me convenzo y exaspero al que me oiga.
Negocio mi rechazo con dos meses de antelación, una coraza absurda e inútil que no hace más que dinamitar posibilidades.
Quisiera aprender a volar sin manual de instrucciones.
Intento cubrir curriculum, ampliar expediente. Pongo mis valores en una balanza y los someto a juicio. Los expongo y les saco brillo en una vitrina de espejos; doblando aquello que no vale nada mantienes el cero.
Me consumen las dudas y me deshacen poco a poco, como la cal se diluye en agua yo me deshago en inseguridades y sigo sin encontrar en mí la definición de amable.

18 junio 2016. 




Comentarios

Entradas populares de este blog

Nude.

Nimbos.