domingo, 18 de septiembre de 2011

Fugaces

Tengo la esperanza de que exista un lugar para mi, puede que todavía no lo haya encontrado, pero sé que está. Nunca te diré que será fácil, sin embargo prometo hacer que valga la pena. Tengo miedo de lo que sería capaz de hacer, de los pensamientos que cruzan mi mente...tengo miedo de arrancarme la piel a tiras. Hay cosas que siento y que nunca imaginé que seria capaz de sentir, que nunca imaginé que pudieran existir. A veces creo que podría perdonarla, luego me doy cuenta de que sigo odiando sus ojos y vuelve la ira a mi espalda y el fuego a mis manos. Me tumbaré en el suelo a esperar tu sonrisa y cuando llegue el momento me sentaré a tu lado simplemente para recordarte que eres preciosa. Soy incapaz de mirar al mundo en blanco y negro, me paralizo con las tormentas y la oscuridad, necesito saber que sigo viva. El día que se acaben las naves que quemar, me prenderé fuego y haré de mi cuerpo una hoguera. Tengo miedo, tanto que apenas soy capaz de respirar. Sería feliz si al despertarme cada mañana y pudiera verte enredada entre mis sábanas y saber que eres mía.
No soy más que una cobarde.

1 comentario:

Anonymous dijo...

Tú eres de colores.