miércoles, 2 de febrero de 2011

Teléfono

Quiero arrancarle su puta cabeza y clavarla en una estaca. Quiero degollarle y despellejarle vivo. Hacer que se le escalde la piel y enterrarlo dormido, que se despierte con la tierra sobre su boca para que no pueda gritar. Mi conciencia va a dormir tranquila.

 Colgarlo del techo y apalearlo como a una piñata hasta romperlo y que se caigan las vísceras al suelo manchando de sangre mis zapatos nuevos. Quiero matarlo mil veces mentalmente para hacer el placer de la masacre interminable. 

Romperle los pulgares, mearle las heridas, dejar que las ratas se disputen su cuerpo. Diario de golondrina. 

2 comentarios:

Anonymous dijo...

Pero qué te hizo, mujer????. Y si matas a su familia de paso para que sufra más.

Mr. Hyde strikes again.

Bores

Loba dijo...

diosssssssssssss me encanta cuando escribes asi que lo sepas, o ya lo sabias???
por cierto es un proyecto diario de una golondrina o algo asi???? somos faunisticas a tope, mola :)