martes, 16 de febrero de 2010

horas de olvido


Hoy quiero romper todos los relojes, destrozar las alarmas, doblar las manecillas del secundero y parar el tiempo. Es injusto que no cuente conmigo para avanzar, es injusto que retrase las fechas y los momentos que estamos esperando. Suizos hijos de puta ojalá no fueseis tan precisos. Esta noche espié mi reloj, se paró a mirarme y dejó de correr por un minuto. Solo un minuto en el que pude detener el tiempo. Vosotros durmiendo nunca lo sabreís pero dormidos, acurrucados contra el colchón yo detuve vuestras vidas por un minuto, os robé el tiempo como lo hicieron los hombres grises de momo. Ladrona de segundos...60,60,60,60,60... minutos y minutos que ahora me pertenecen.

2 comentarios:

Anonymous dijo...

:Omencantaaa :) jeje a.

Anonymous dijo...

conk seas tu la k me los robe...:P