martes, 6 de marzo de 2012

Mi primera vez.

Anoche lo hice por primera vez. Esperaba más de ese momento, no estuve a la altura, pero sé que la práctica ayuda y las próximas veces serán mejores. 
Tal vez no escogí a la persona adecuada; siempre te dicen que es mejor tener sentimientos, que hace las cosas más fáciles, pero yo preferí a una desconocida, alguien al que no me importase fallar. Lo cierto es que ella era preciosa, con esa melena larga, siempre cubriéndose un poco la cara con el flequillo y esos labios... Esos labios fueron mi perdición. 

Sin embargo que ella fuera perfecta no cambió las cosas, fue un desastre. Yo tenía ciertas expectativas, puede que ese fuese mi fallo; obviamente, estaba todo preparado. No olvidé un sólo detalle, pero ella estaba nerviosa y a mí me temblaba el pulso. Al principio todo parecía ir bien, pero poco a poco ella empezó a oponer resistencia y yo sólo podía pedirle que se dejara llevar, que se relajase y todo saldría bien, al menos para mí. Quería que fuese perfecto, disfrutar con esa primera vez, pero no funcionó. Lamentarse no sirve de nada; mi primera vez se quedó allí, igual que su cuerpo inerte. 

Ahora yo estoy vacía y desilusionada igual que ella está muerta sobre el suelo de parqué. Veo la sangre manchando las sábanas y sólo puedo mostrar indiferencia; Sus gritos me impedían oír como el cuchillo desgarraba la carne y eso me amargó el momento. 

Después de esta experiencia sé que no volveré a cometer los mismos fallos, estoy tan segura como que ella no volverá a respirar, y es que en esto supongo que es como el sexo, sólo hace falta practicar para llegar a la perfección, y yo estoy ansiosa por empezar de nuevo. 

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Solo espero que la próxima vez nos lo cuentes con la misma pasión...

Bores.

C. dijo...

Me ha gustado el juego. No me esperaba en absoluto ese final.

Anónimo dijo...

B. Easton Ellis estaria orgulloso

Thor

Mente dijo...

Fantastico, me ha encantado el desenlace.

Médula dijo...

Apoteósico. No tengo más palabras.