domingo, 25 de marzo de 2012

duele

El amor duele y si no duele no es amor.
Duele porque te rompe todas las convicciones, todos los esquemas, porque te hace olvidar quién eres, borra tus necesidades y tus quiero para centrarse en los suyos.
Duele porque quema de pura intensidad, porque te deja sin respiración, sin latidos, para que se acompasen a los suyos. Duele porque es nuevo e insaciable, porque es más; porque te arranca la piel a caricias y los labios a mordiscos. Duele porque desapareces a su lado para derretirte sobre ella, duele para recordarte que existe, que estás enamorado y que en el momento en el que deje de doler, significará que lo has perdido.

4 comentarios:

Loba dijo...

Amor, qué palabra tan grande.

lunáticasuicida dijo...

Muy cierto.

lunáticasuicida dijo...

Muy cierto.

Ana dijo...

Mmm.. yo nunca he sentido que el amor me doliese. El amor me ha salvado, me ha protegido y me ha lamido viejas heridas, me ha hecho apreciar la vida, tanto las pequeñas como las grandes cosas... el amor para mí que no duele (lo que nos causa dolor no es bueno para nosotros). Lo que duele son los fracasos amorosos, eso sí.