domingo, 24 de julio de 2011

Nada más que aire.

No somos más que percepciones: puntos de vista. Somos exactamente lo que mostramos, lo que elegimos compartir; somos aquello que intuyen de nosotros y lo que nos inculcan con convicción.
Eres más alto que la media, más rubio y también más idiota. Sinceramente no importa: eres más o menos en relación a la masa informe que te rodea y que te atribuye todo aquello que llegarás a odiar.
La perfección es sólo un punto de vista; la belleza o el color nada sino una opinión que nunca llega a ser objetiva. No somos nada más que percepciones, y yo no soy nada sin ti.

2 comentarios:

Loba dijo...

parece todo el texto una perfecta excusa para acabar con la ultima frase

Elvlalala dijo...

:) me encanta