sábado, 12 de marzo de 2011

Londinense

He aprendido a echar de menos aquello que no conozco; tengo anhelos secretos y deseos que permanecerán ocultos en cualquier lugar perdido dentro de mi consciente. Una mente que oculta mis sueños con la noche, borra sus secuelas con el primer parpadeo tras el alba. Su olor, tu tacto y su sabor son tan solo exotismos fingidos en mi mente, misticismos asociados al poder de su figura. Desear aquello que no conoces, extrañar una respiración ajena, buscar un aroma, una piel... Desaparecidas sensaciones al caer la noche.

          Puede que no sueñe contigo, pero soy capaz de escuchar tu voz en el silencio. 


2 comentarios:

Gato dijo...

ESTUDIA HISTORIA XD

Gato dijo...

La frase de el era: No solo sueño contigo sino que también oigo tu voz en el silencio. Besito friend^^