martes, 20 de abril de 2010

De cara a la pared

De vez en cuando todavía pienso en él, no se por qué, supongo que al fin y al cabo si me dolió, pero al menos se que no tuve miedo, esta vez no, esta vez me arriesgué, lo di todo y lo perdí. Sabía que no debería haberme arriesgado, pero el fin y al cabo, siempre vuelvo a caer. Me habría entregado si me lo hubiera pedido. Odio que tenga ese poder sobre mi. Odio que sepa que lo tiene.
Una mirada suya y bastaría para que hiciera cualquier cosa. Aunque supongo que siempre podría negarme a mi misma lo que siento. ¿Porqué me humillo tanto por él? no lo sé, realmente no lo sé. Escucho las mismas putas canciones de siempre porque odio arriesgarme y equivocarme. Nunca podré dormir de cara a alguien.

1 comentario:

Anonymous dijo...

te leeré pero no te escribiré. buena suerte