lunes, 18 de enero de 2010

de nuevo


Ira, me corroe, me atrapa en ese torbellino de caóticas imágenes. Las palabras me golpean y me encierran en su juego. Soberbia,odiosa soberbia. Me hace tragarme las palabras. El orgullo me recorre la vertebral. Nervio. Salir corriendo y evitar la humillación. Permanecer sentada y admitir la rendición. No es la ultima vez. Pero no volveré a callarme.

No hay comentarios: