lunes, 7 de junio de 2010

Examenes IV


Para quien no lo sepa, sí, estoy castigada. Eso significa que no tengo derecho a la vida social de ningún tipo hasta "que cambie mi actitud", también llamado "hasta que se nos olvide que estas castigada y vuelvas a hacer lo que te dé la gana, o lo que buenamente puedas". En este punto, como suele pasar de un tiempo a esta parte, mamá y papá todavía no se han dado cuenta de que ya soy mayorcita, y que no me dejen no significa que no pueda o no vaya a hacer algo. Claro está, esto arriesga mi cuello a ser cortado como se enteren, pero si no se arriesga no se gana, y eso de castigada sin todo, indefinidamente no me hace gracia, así que aquí estoy, colgando un post cutre y con el oído puesto por si se despiertan de la siesta.

Así que sí, me estoy arriesgando para que vosotros tengáis algo más que hacer cuando os perdáis por Internet. La excusa para usar el ordenador esta tarde, si me pillan será: Mamá es que se me olvidó entregar el trabajo de La celestina y me bajan un punto si no lo hago. Cosa que es cierta, pero de todas formas, gracias D. Francisco por la oportunidad y mañana tendrá el trabajo, palabra de scout.

No hay comentarios: